AUTOR DEL BLOG

Mi nombre es Marcos... o Espinosa, como queráis llamarme.
El tema es que este blog nació para contar las experiencias vividas y por vivir (sobretodo por vivir) en la ciudad noruega de Trondheim, que es donde en el año 2010-2011 voy a pasar diez meses viviendo, admirando la naturaleza, estudiando, conociendo gente y echando de menos a los míos.
Este es mi nombre y este es mi blog... y todos sois bienvenidos, así que sin ningún reparo mandadme comentarios, preguntadme cosas...lo que queráis. Yo trataré de haceros creer que estáis aquí también, conmigo.

Un saludo y... nos vemos en el frío norte!
mdespinosa@gmail.com


La visita de Villos


Buenas de nuevo!!
La semana pasada vino un colega mío de Logroño a visitarme y claro, para una persona que no ve la nieve (vive en Granada), aquí venía con muchas ganas de ver todo blanco. Tal fue su desilusión cuando vino aquí y hacía una semana fantástica: sol, sobre cero... vamos, nada que vayas a pensar a pocos kilómetros del círculo polar.

Como iba a estar una semana, nos lo tomamos con calma y fuimos visitando la ciudad y los alrededores poco a poco. Aquí la verdad que si no distribuyes las cosas que hacer a lo largo del día o de los días, haces todo enseguida.

Los primeros días tocaron de visita de la ciudad, esto es en el puente junto a Ilen Kirke.


Ahora en invierno es una pena porque no podíamos ir a hacer trekking por Bymarka, ya que estaba toda la ciudad y toda la nieve de alrededor ya en estado sólido, pero sólido duro, duro y cristalino, vamos, un auténtico show por la calle. Así que una manera muy buena de ver desde arriba la ciudad es cogiendo el tranvía hacia el lago Lian, subiendo la montaña.

Vídeo, es un poco largo pero con bonitas vistas:


Otro día que hacía bueno y que parecía que se había ido todo el hielo (uy que ilusos), nos aventuramos a coger la bicicleta, que no la había movido en meses, desde noviembre más o menos, y nos fuimos a dar una vuelta por Lade.

Allí habían colocado la-cosa-esa-telescopio que pusieron en el centro de la ciudad, en el VitensMuseet (el de ciencias naturales) durante unos meses (que María y yo vimos traerlo en un carguero desde el otro lado del fiordo), y ahora lo habían colocado en una especie de plataforma con rocas mirando al fiordo.


Muy bien colocado, unas vistas muy bonitas desde dentro. Villos dijo que si era aquí donde venía la gente de Trondheim a drogarse... pues hombre, esto en España no duraba 4 días sin estar grafiteado y lleno de porquería por dentro. Pero aquí no, aquí blanco impecable en un sitio magnífico. Nos metemos dentro... sí, que cabes hasta por la parte pequeña!! y se ve .... esto.


A la izquierda es la montaña de Bymarka, a la derecha los montes de "el otro lado", en medio el espigón de la desembocadura del Nidelva con el faro. Detrás Munkholmen, la isla y al fondo la salida del fiordo al mar abierto.

Seguimos nuestro paseo en plan "Invierno Azul" y de pronto en el lado de sombra ... Zaaaaaaassss !!!, los dos al suelo:


Fijáos bien en la imagen porque no tiene desperdicio, la sensación de andar por ahí con el agua al lado, que notas que te empiezas a resbalar, despacito, despacito pero que te vas acelerando y si haces un movimiento acentúas la velocidad... y encima en dirección al agua. Bueno bueno!!

Seguimos hacia la playa, que siempre es un buen lugar:

y uno que se confía y...


Todavía me duele!!

Para que os hagáis una idea, yo me empecé a resbalar en la parte de abajo de la foto, y fui cayendo poco a poco hacia adelante hasta que ya me tiré para parar con los pies sobre las piedras, que sino me caigo fuera.

Yeahh, foto de fiordo con charcos helados en las rocas:


La vuelta la hicimos por otro sitio porque no estábamos por la labor de pasar por "El Paso de Carathras" otra vez.

Al caer las noches estuvimos haciendo un poco el friki creándonos nuestros propios juegos de mesa, y tras varios días que le habíamos dicho al compa noruego que se uniera y no se unía, mi vecino el francés tras una tarde de té y sus interminables formas de contar cosas relacionadas con la lucha libre, decidimos echar una partida todos a un custom Risk de Escandinavia que habíamos creado Villos y yo. Y así fue. Y se aliaron contra mí!! habráse visto!!


A falta de soldaditos de plástico de colores rojo, verde, negro, azul, amarillo... en la guerra intervinieron: macarrones, gomas y pipas. Nos quedó muy grande, y al final ganó Villos, pero porque se alió con el francés que si nooooo..... jejeje. Que yo era el imbatible de la semana.

Otro día, para gusto de mi amigo Villos nevó, e hizo malo, e hizo viento... vamos, todo una delicia norteña. Como era el último día, había planeado rodear Bymarka con el bus, hacer un poco de senderismo y hacer una barbacoa, pero al final con el tiempo... cogimos algo ya hecho no fuera a ocurrir que no pudiéramos encender el fuego, o que se apagara, porque pintaba bastante feo.

Cogimos el bus, bordeamos la península por la carretera junto al mar, vimos donde se cogen los ferrys a "el otro lado" (tengo que preguntar algún día si están incluidos en la t:kort!!). Y nada, nos bajamos en Spongdal.

Mapa de ruta:

Con 10 kilómetros por delante llenos de nieve... o eso se suponía, porque no veíamos nada de nada. Ojo a la ventisca, mirad el vídeo.


La verdad, Villos, que tengo que felicitarte porque no me esperaba que sobrevivieras a esto, jejejeje. Pensé que ibas a pasar frío o que no íbamos a ningún sitio (eso es lo bueno), pero lo aguantaste como un campeón, y posiblemente mejor que yo. Quizá esa cazadora hizo algo..... jejeje.

Después de unos 4 kilómetros por la nieve menos mal que llegamos al punto donde yo quería haber hecho la barbacoa, que era una especie de refugio para observar las aves que se posan a comer en el delta del río cuando baja la marea. Y menos mal que no llevamos barbacoa porque se hubiera apagado.


Los alrededores del refugio:

Mirando hacia la desembocadura del río, ahí a unos 40-50 metros estaba la isla emergida y más allá las montañas del otro lado del entrante del fiordo, pero no se veía nada. Y eso que ya había parado la ventisca.


Imagen de la costa hacia donde nos dirigíamos:


Pasado un rato y tras echar unas firmitas en el libro de visitas, el viento amainó y parece que se veía un poco más, grabé este vídeo del que no tenéis que escuchar lo que decimos porque da bastante vergüenza, era la emoción del momento jejeje. Pero mirad, mirad que se ve más que en las imágenes.


Y eso más o menos es todo, David se fue esa misma noche (a que dormiste bien en el lavprisekspressen eeeeeeh) a Oslo y se volvía a su Granada fresquita, que según él, hace más frío que aquí, "incrédibol". ¡Gracias, corriente del golfo!

Gracias a todos por seguirme!!
Un saludo!!
Marcos

PD: ah, bueno, que como sé que te gusta tanto salir en las fotos y en el blog soy un poco "prota", te voy a dedicar la última foto, ¿querías nieve? ¡toma nieve! ¡¡yeaaah!!


Joe, ¡parece Polonia!

¡Espero que de verdad lo pasaras bien! Al final mejor que Oslo, ¿nooo? ¡Mira, eh!
¡Un abrazo tío!
Marcos

4 comentarios:

Carlichi69 dijo...

Marcos que envidia de sitio supongo que estarás pasandotelo bomba, en un lugar como eso incluso con frió tiene que ser fabuloso montar en bici.

Pasalo bien cuando haya luz y aprovecha las horas de poca luz para estudiar.

Saludos Hispagulianos: Carlichi69

Javier dijo...

Me encanta el RISK!!!! Con la de horas y horas que he jugado. Sois unos cracks!!

Marcos Diago dijo...

Gracias Carlichi!! ya veo que has indagado por ahí y me habrás encontrado, jejeje. Pues el frío no da problemas para la bici, el problema es la capa de hielo que se forma. Pero ya está de cambio el tiempo y empieza la primavera, así que vuelta a las dos ruedas!

Gracias Javier!! eres... un Javier que conozco?? jejeje

Saludos!
Marcos

Marcos Diago dijo...

Por supuesto que eres un Javier que conozco!!

(a pesar de que te ocultas tras ese mudo perfil)

jejeje
Saludos!

Publicar un comentario

Puedes comentar libremente este post
Si no tienes una cuenta de blogger, símplemente busca "Anónimo" o "nombre/url" en "Comentar como" y escríbeme